canciones


https://i2.wp.com/diegoflores.net/wp-content/uploads/2010/09/tumba-cliff-5851.jpg

El pasado 14 de Octubre Metallica hicieron en Auckland, Nueva Zelanda, esta impresionante versión del instrumental Orion. Como el propio James Hetfield dice al final, está dedicada a Cliff Burton, su compositor. El 27 de Septiembre se cumplieron 24 años del fatídico accidente que acabó con su vida. Supongo que allá donde esté habrá deseado patear el culo a sus ex-compañeros unas cuantas veces en los últimos años, pero ahora puede estar más orgulloso de que hayan recuperado algo el norte.

En cualquier caso, se trata de una gran versión en directo de un tema que ya es casi mítico.

Comenta César en su DiaWHEE! que los rumores sobre una posible reunión del Mark III de Deep Purple retoman fuerza tras unas recientes declaraciones de Jon Lord.

Sería algo espectacular, sobre todo por la esperanza de tener aún la oportunidad de ver a Ritchie Blackmore sobre un escenario a lomos de su Stratocaster. Aún así surgen dudas, como si David Coverdale puede enfrentarse a un nuevo duelo vocal con Glenn Hughes en el que a día de hoy saldría humillado, o la forma de los propios Lord o Blackmore, que se encuentran retirados del Rock. Está claro que el peso recaería sobre un Hughes aún en plena forma.

Descubrí a esta formación de Purple a través de este mítico vídeo del California Jam. Tenía mitificada a la formación “clásica” de Gillan-Glover-Blackmore-Paice-Lord desde que me hice con mi venerado vinilo del Made In Japan. Mi ignorancia juvenil me hacía pensar que eso era intocable e insuperable. Sin embargo, cuando vi a Coverdale y Hughes hacerse con el control absoluto de la banda en este inicio de concierto tan brutal, me quedé flipado. Conocía a Coverdale de Whitesnake (por aquel entonces un grupo muy popular, eran finales de los ’80), pero el encuentro con Hughes fue un auténtico shock! ¿Cómo podía ser que el bajista cantase así? Realmente me rompió los esquemas.

… y pensandolo bien, no estaría mal este tema en el Antikaraoke, es pura energía!, pero a ver quien es capaz de resolver el trozo de Hughes!!

Esta tarde, mientras tocaba algunos temas de Metallica con la guitarra, recordé este Fade To Black, sin duda uno de los himnos más impresionantes de los californianos. El vídeo es de 1985, gira de Ride The Lightning, y estaba incluído en aquel viejo VHS llamado Cliff ‘em All, dedicado al desaparecido bajista.

Disfrutemos una vez más de los primeros Metallica, en su estado más puro:

Led Zeppelin siempre se han caracterizado por su lirismo épico y fantástico, y una de sus influencias más claras es la obra de J.R.R. Tolkien, el admirado creador de la famosa trilogía El Señor de los Anillos. Al parecer tanto Page como Plant han sido siempre grandes admiradores de la obra de Tolkien, e incluso se dice que el rubio cantante tenía un perro al que llamaba Strider (cuyo significado es montaraz, el nombre con el que se da a conocer a Aragorn en La Comunidad del Anillo.

Existen múltiples referencias a la obra de Tolkien en el repertorio Zeppelin. Quizás la más evidente es la de Ramble On, donde se menciona explícitamente a Mordor y Gollum:

T’was in the darkest depths of Mordor
I met a girl so fair,
But Gollum, the evil one
Crept up and slipped away with her

También en Misty Mountain Hop se adivinan referencias a la precuela El Hobbit, por la alusión a las montañas nevadas:

So I’m packing my bags for the Misty Mountains
Where the spirits go now,
Over the hills where the spirits fly
I really don’t know.

Y algunos encuentran también alguna referencia oculta en la archiconocida Stairway To Heaven:

There’s a feeling I get,
When I look to the West,
And my spirit is crying for leaving.
In my thoughts I have seen,
Rings of smoke through the trees,
And the voices of those who stand looking

Pero donde la relación entre Zeppelin y Tolkien alcanza su máximo esplendor es en la bellísima The Battle of Evermore, basada en la Batalla de los Campos de Pelennor, desenlace de la tercera parte de la trilogía, El Retorno del Rey. El texto narra los eventos desde el momento en que Aragorn toma el Camino de los Muertos hasta que las huestes de Sauron son derrotadas al fin:

Queen of Light took her bow
And then she turned to go,
The Prince of Peace embraced the gloom
And walked the night alone.

Oh, dance in the dark of night,
Sing to the morn-ing light.
The dark Lord rides in force tonight
And time will tell us all.

Oh, throw down your plow and hoe,
Rest not to lock your homes.
Side by side we wait the might
Of the darkest of them all.

I hear the horses’ thunder
Down in the valley below,
I’m waiting for the angels of Avalon,
Waiting for the eastern glow.

The apples of the valley hold
The seeds of happiness,
The ground is rich from tender care,
Repay, do not forget, no, no.
Oh, dance in the dark of night,
Sing to the morning light.

The apples turn to brown and black,
The tyrant’s face is red.

Oh the war is common cry,
Pick up you swords and fly.
The sky is filled with good and bad
That mortals never know.

Oh, well, the night is long
The beads of time pass slow,
Tired eyes on the sunrise,
Waiting for the eastern glow.

The pain of war cannot exceed
The woe of aftermath,
The drums will shake the castle wall,
The ringwraiths ride in black,
Ride on.

Sing as you raise your bow,
Shoot straighter than before.
No comfort has the fire at night
That lights the face so cold.

Oh dance in the dark of night,
Sing to the mornin’ light.
The magic runes are writ in gold
To bring the balance back.
Bring it back.

At last the sun is shining,
The clouds of blue roll by,
With flames from the dragon of darkness
The sunlight blinds his eyes.

Esta canción siempre me ha parecido increíble, pero tengo que reconocer que últimamente estoy un poco obsesionado con ella, sobre todo desde que pude disfrutarla en directo gracias a los Pink Tones. Así que cuando se me ocurrió la idea de dedicar algunos posts a grandes solos de guitarra, es la primera candidata que se me vino a la cabeza.

La guitarra de David Gilmour tiene algo especial, y no cabe duda que es responsable de un alto porcentaje del sonido Floyd. Su estilo es básico, pero su feeling es increíble. Hasta la nota más sencilla explota en sus dedos, y es capaz de estremecerte. Y este apoteósico solo final es una de las muestras más claras. Yo por lo menos, sigo sintiendo escalofríos cada vez que lo escucho. Disfrutémoslo una vez más:

Mucha gente, entre los que me incluyo, ha conocido esta canción a través de la archifamosa versión de Judas Priest, llegando a creer incluso que pertenecía a la banda de Birmingham. Sin embargo es una preciosa balada de la cantautora Joan Baez, y de la que se rumorea que está dedicada a Bob Dylan.

Siempre me ha parecido interesante escuchar las distintas versiones de una misma canción, sobre todo si es tan buena como esta.

En primer lugar la versión original de Joan Baez:

La versión de Judas Priest, transformada en un himno heavy:

En las últimas giras también la han interpretado en formato acústico:

Finalmente, el tema también ha sido versioneado por Blackmore’s Night, el proyecto Folk de Ritchie Blackmore, acercándose más a la versión original:

Recuerdo que, siendo aún un renacuajo, ya había oído hablar del legendario festival de Woodstock. Sabía que allí había estado un tal Jimi Hendrix, del que se hablaba como un dios, y también The Who, de los cuales la única referencia que tenía era aquel misterioso vinilo de Quadrophenia de mi hermana, que había despertado mi curiosidad.

//www.solarnavigator.net/music/music_images/Woodstock_music_festival_poster.jpg” porque contiene errores.

Una madrugada de sábado programaron la película en tve, y yo, como buen devorador de música que comenzaba a ser, programé mi vídeo para poder saber de primera mano cómo había sido aquel festival tan mítico. Y si algo me impactó, fue la actuación de los Who. Cuando ví a Roger Daltrey con esa chaqueta de colgantes, girando frenéticamente su micro en el aire, y a Pete Thownsend rasgando su guitarra y pegando brincos como un poseso, supe que estaba ante algo grande.

Por supuesto, las canciones también me parecieron increíbles, no en vano presentaban ni más ni menos que “Tommy“. Ahí estaban “Pinball Wizard”, “See Me Feel Me / Listening to you”… Obras magnas de la historia del Rock, y un momento cumbre para una de las bandas más grandes.

Página siguiente »