Comentaba en el anterior post que Rammstein han vuelto mostrando su cara más gamberra con el vídeo de Pussy. Sin duda se han forjado una reputación jugando con los límites del buen gusto, tanto con sus letras como con sus vídeos. Esto incluso les ha costado algún disgusto en el pasado, como por ejemplo con el vídeo de Stripped (versión de Depeche Mode), en el que mostraban imágenes de la película Olympia de Leni Riefenstahl. Esto, unido al carácter pseudo-wagneriano de su música, les hizo ser acusados de filofascistas, polémica que decidieron dejar zanjada en la letra de Links 2 3 4:

Quieren mi corazón en la derecha

pero yo no miro hacia abajo

el corazón late a la izquierda

También desde sus primeros discos construyeron enseguida un estilo de música violento y machacón que, junto a las letras de temática sexual y violenta, constituyen su seña de identidad. Pero a partir de la edición de Mutter en 2001 comenzaron a demostrar que su registro es mucho más amplio. Till Lindemann comenzó a ampliar su espectro como cantante, y sus canciones ganaron en contenido lírico y musical.

Buena prueba de ello son estos dos vídeos. El primero, el de Mutter, impresionante y épico tema del álbum homónimo, acerca de una criatura creada en un experimento y que reclama la ausencia de una madre. El segundo, Ohne Dich, una balada al estilo Rammstein, es uno de los vídeos más espectaculares que he visto, sobre todo por la increíble fusión entre música e imagen que han logrado.


Anuncios