(MOTHER SUPERIOR, Gruta ’77, 4/10/08)

Grande. Así se llama el último álbum de Mother Superior, y ese es el mejor apelativo que se le puede dar a cualquier concierto de esta banda. Ésta ha sido mi tercera vez, y de nuevo ha sido increíble, posiblemente la mejor de todas.

Darío y yo lo sabíamos. Por eso, en cuanto supimos que los angelinos nos visitarían de nuevo, la fecha quedó marcada en el calendario. Yo incluso tuve que hacer reajustes en mi ajetreado calendario para estar en Madrid ese fin de semana. Desde luego la ocasión lo merecía.

Después de entrar en el Gruta y hacernos con la primera copa esperamos a que terminasen los teloneros, de los que será mejor que no comente nada. Finalmente, pasada la medianoche, salieron al pequeño escenario Jim, Marcus y Matt, con ese aire sencillo y cercano, dando las gracias por el aprecio que se les tiene por estos lares. Esta sencillez les engrandece todavía más, porque los que les conocemos sabemos que a pesar de tocar en pequeños clubs y no vender millones de discos, son una de las mejores bandas de Rock del mundo.

Como siempre, la actuación fue un huracán de Blues Rock, Soul y Hard Rock, con esa mezcla de feeling, potencia y virtuosismo (Marcus cada vez está más increíble con el bajo). No recuerdo el orden exacto de las canciones, pero ahí estuvieron Fuel the Fire, Let it Go, Forkintheroad, This song reminds me of you, Beg Borrow Steal, Get that Girl… Si tengo que destacar alguna, sería la interpretación de Head Hanging Low, de su 13 Violets, que no habían tocado las dos veces anteriores, y que me gustó mucho en directo. Y por supuesto un Devil Wind que ya pedía el público, y que me puso la piel de gallina, igual que ahora mismo mientras escribo estas líneas.

Al final, tuvieron que ofrecernos tres bises, porque teníamos ganas de más. El broche de oro fue comprar la edición en vinilo blanco de su último “Grande”, y conseguir la firma de Jim en la portada. Ahora es una copia única, con la firma de un gran tipo. Las pocas palabras que acerté a decirle fueron “Thank you, you’re great!”, y su respuesta, “No, no, you are great!”, me la quedo para siempre.

Grande.

Anuncios