Mucha gente, entre los que me incluyo, ha conocido esta canción a través de la archifamosa versión de Judas Priest, llegando a creer incluso que pertenecía a la banda de Birmingham. Sin embargo es una preciosa balada de la cantautora Joan Baez, y de la que se rumorea que está dedicada a Bob Dylan.

Siempre me ha parecido interesante escuchar las distintas versiones de una misma canción, sobre todo si es tan buena como esta.

En primer lugar la versión original de Joan Baez:

La versión de Judas Priest, transformada en un himno heavy:

En las últimas giras también la han interpretado en formato acústico:

Finalmente, el tema también ha sido versioneado por Blackmore’s Night, el proyecto Folk de Ritchie Blackmore, acercándose más a la versión original:

Anuncios