Recuerdo que, siendo aún un renacuajo, ya había oído hablar del legendario festival de Woodstock. Sabía que allí había estado un tal Jimi Hendrix, del que se hablaba como un dios, y también The Who, de los cuales la única referencia que tenía era aquel misterioso vinilo de Quadrophenia de mi hermana, que había despertado mi curiosidad.

//www.solarnavigator.net/music/music_images/Woodstock_music_festival_poster.jpg” porque contiene errores.

Una madrugada de sábado programaron la película en tve, y yo, como buen devorador de música que comenzaba a ser, programé mi vídeo para poder saber de primera mano cómo había sido aquel festival tan mítico. Y si algo me impactó, fue la actuación de los Who. Cuando ví a Roger Daltrey con esa chaqueta de colgantes, girando frenéticamente su micro en el aire, y a Pete Thownsend rasgando su guitarra y pegando brincos como un poseso, supe que estaba ante algo grande.

Por supuesto, las canciones también me parecieron increíbles, no en vano presentaban ni más ni menos que “Tommy“. Ahí estaban “Pinball Wizard”, “See Me Feel Me / Listening to you”… Obras magnas de la historia del Rock, y un momento cumbre para una de las bandas más grandes.

Anuncios