Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a plagiarle el post a Ton, y también voy a “pinchar” esta curiosa versión del clásico de Soundgarden con la que nos sorprendieron los Aguardiente Swing el pasado jueves, en una agradable velada.

Todo sea por pregonar el buen hacer de estos cuatro jinetes del Swing:

Anuncios