Ayer fui por primera vez al Anti-Karaoke de Rachel Arieff en la Sala Sol de Madrid. Y no creo que sea la última. El espectáculo es, como era de esperar, muy divertido y desenfadado, y la verdad es que me quedé con las ganas de participar activamente, supongo que en otra ocasión me atreveré. La verdad es que hay que admitir que tiene mucho mérito tener cuerpo para salir a un escenario un miércoles después de venir del curro y sin apenas ningún aporte alcohólico, como era mi caso ayer…

La Sala estaba llena, y los primeros atrevidos ya lo estaban dando todo en el escenario cuando entramos. Ya con una cerveza en la mano pudimos coger un buen sitio y disfrutar de las primeras interpretaciones, y los primeros chistes de Rachel. Durante la noche podemos ver de todo: Cantantes con un nivel altísimo y otros que compensan sus carencias vocales con ganas y simpatía. Destacar sobre todo la interpretación de “You’ve Got Another Thing Comin'” de Judas por parte de un Syd Halford Barretina totalmente disfrazado de impersonator del Metal God. También muy buenas las interpretaciones de “London Calling” y “Sad But True”. Nivelazo.

Rachel Arieff por su parte pone el toque de humor en el show con sus disfraces, en esta ocasión impagables las interpretaciones de Penélope Cruz y Britney Spears. También canta algunas canciones, entre las que destacó esta vez su versión de “Inmigrant Song” de Led Zeppelin, vestida de cavernícola.

Lo dicho, un show diferente y divertido para alegrar la mitad de la semana. A falta de mejores grabaciones, ahí queda esta interpretación de “London Calling” por Spanish Tony Sanchez:

Anuncios