Son tiempos de horas perdidas, de presiones, de madrugones, de sábados robados, de desgraciados que te acuchillan por la espalda para poder medrar, de impresentables que te exprimen para salvar sus culos y llenar sus bolsillos… Para todo esto sirve haber seguido el guión que han escrito para nosotros. Puede que sea demasiado tarde para rectificar. O puede que no. Sólo hay que echarle cojones…

De momento, es una buena ocasión de recordar a Lennon y su “Working Class Hero”.

Anuncios