Año 1984. El Heavy Metal atraviesa su década dorada, y Iron Maiden se encuentran en la cima. Siguiendo su racha de una obra maestra por año, acaban de publicar “Powerslave”, un disco impresionante desde su portada, inspirada en el antiguo Egipto, hasta su contenido, en el que sorprenden con uno de sus temas más épicos, de 14 minutos de duración: ” The Rime of the Ancient Mariner”, inspirado en el poema del escritor romántico inglés Samuel Taylor Coleridge. Junto al tema que da título al álbum, basado en la muerte de un faraón egipcio que lamenta los límites de su poder, otros temas abordan la temática de la Segunda Guerra Mundial, como “Aces High” o “2 Minutes to Midnight”. Ésta última se refiere al “Reloj del juicio final”, uno de los más escalofriantes símbolos de la Guerra Fría, que representa cuán cerca está la humanidad del holocausto nuclear (medianoche). Al parecer, el reloj estuvo a “dos minutos de medianoche” en Septiembre de 1953, en plena crisis entre USA y la Unión Soviética.

Con semejante material en la calle, y con el propósito de conquistar definitivamente el planeta, la banda se embarcó en su gira mundial más ambiciosa, y a la vez una de las más excesivas de la historia de la música: El “World Slavery Tour”. Desde su inicio en Polonia el 9 de Agosto de 1984 hasta su finalización el 5 de Julio de 1985 en California, recorrieron 23 países, dando 191 conciertos en 331 días. Se convirtieron en la primera gran banda en actuar en la Europa del Este (lo cual fue documentado en su vídeo “Behind the Iron Curtain”), y participaron en el primer macro-festival Rock In Rio, compartiendo cartel con bandas como Queen, AC/DC y Ozzy Osbourne.

slaverytour.jpg

La producción de la gira es la más espectacular que han tenido nunca, con un escenario totalmente basado en el antiguo Egipto, y con la obligada presencia de Eddie, convertido en una gigantesca momia que se erige tras el escenario.
Cada concierto comienza con la intensa “Aces High”, precedida de un discurso de Winston Churchill, pronunciado el 4 de Junio de 1940 como aliento al pueblo británico ante la inminencia del bombardeo de Londres por parte del ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de ahí la selección de temas, una combinación de lo mejor del último álbum con los clásicos acumulados en los 4 anteriores, es prácticamente insuperable.

Un tour tan ambicioso a la vez que histórico tenía que dar lugar a una grabación que estuviese a la altura, y así fue. El 14 de Octubre de 1985 vio la luz “Live After Death”, un imprescindible documento sonoro y visual (se editó también el correspondiente VHS) de lo que fue la gira. Grabado principalmente en las 4 noches consecutivas en las que llenaron el Long Beach Arena de Los Angeles, más algunos temas registrados en el Hammersmith Odeon londinense, es por muchos considerado uno de los mejores discos en directo de la historia del Rock.

Cualquier fan de Maiden que se precie daría cualquier cosa por poder retroceder en el tiempo y presenciar un concierto de esta gira. Steve Harris y el resto de la banda lo saben y por ello, aprovechando la segunda juventud que están viviendo, han decidido darnos el mejor regalo posible: En 2008 podremos ver cumplido ese sueño gracias al “Somewhere Back in Time World Tour”. Una gira que recuperará aquella temática egipcia y en la que interpretarán todos sus clásicos de los ’80. Yo no me lo pienso perder…

sitim.jpg

Anuncios